domingo, 6 de diciembre de 2015

Invisible


Nunca sé si estás al otro lado, pero siempre te espero…. aunque el paso del tiempo mata nuestro amor cada día un poquito, aunque el cauce del río que nos separa es tan profundo como el eco de una vida tirada por la borda, aunque la luna se ha cansado de oír cada noche mis lúgubres lamentos.

Perturbada la calma por el latir de gotas de desamor contra mi corazón, se cierran mis ojos abriéndose paso los sueños…. llenando el vacío de mi alma con tu eterna sonrisa, desahuciando a la cruel soledad que vive a costa de mis fracasos, sintiéndote tan cerca de mis caricias que mi piel se estremece.

Sé que estás ahí…. al otro lado de mi vida, lejos de mis abrazos y cerca de mi desdicha….  y te busco en cada mirada perdida hacia el nebuloso horizonte, y te pierdo a cada minuto de esta inútil espera que es mi existencia.  

Quiero creer que estás ahí…. esperando mi amor que nunca llega, poniendo un puente a nuestro encuentro, dejando que mis lágrimas resbalen por tus mejillas, guardando todos tus besos debajo de la almohada, anhelando que el alba alumbre una nueva vida. 

Invisible…. permite que tus labios sean presa de los míos en la fantasía de mis noches vacías, deja que te sueñe más que nunca para ver si la realidad me sorprende un día entre tus brazos, guarda tu sonrisa sólo para cuando te encuentres con mis ojos a la vuelta de la esquina, expande tu fragancia única para mostrarme el camino hacia tu piel.

2 comentarios:

Mertxe_Beriain dijo...

Presentes mis versos ante tu prosa ...

Al otro lado de tu espejo resido
cercana al plañido de tu súplica,
calada de lágrimas melancólicas,
perceptiva de tus vacuos latidos.

Allende de tu subsistir sin sentido,
escuchadora de tu afligida retórica,
sabedora de tu corazón envilecido,
entregada a tu facundia romántica.

Al otro lado de tu infelicidad anido,
pretendiente de tu esencia esotérica,
comprensiva con tu amor malherido,
espectadora de tu condición anímica.

Visible ante nuestro encuentro ávido,
portadora de carantoñas aromáticas,
administradora de besos prometidos,
perfumada de seducción enigmática.


Mertxe

Eifree dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.