lunes, 7 de mayo de 2012

Amores y noches
















Hay amores que se ocultan en la noche, que malviven escondidos entre la maleza del corazón, sin querer que nadie sepa de ellos. Son amores imposibles que, desgarrados por las penas del anonimato, aprovechan las horas muertas del ocaso para campar a sus anchas en los inaccesibles bosques de los sueños. Y ahí, enredados entre los espinos, se arrastran en busca de mentiras que sigan alimentando su engaño... amores perdidos, para siempre perdidos.


Hay noches en las que el amor brilla como la luz del día. Y el sol, que rumia el infortunio de su soledad apagado entre las nubes, contempla con envidia esos amaneceres nocturnos de abrazos cálidos y húmedos besos. Es un eterno crepúsculo de verano que desnuda sin pudor la pasión desmedida de los amantes, sexos que se encienden en la pira del placer hasta explotar como fuegos artificiales. Noches de amor que dejan huella... vidas alumbradas, corazones ciegos.


Cuando las luces se apagan se encienden los deseos. Y la noche es un inmenso mar de silencio, un espejo en el que sólo la luna derrama de incógnito sus lágrimas, sin querer que nadie repare en su cruel desamparo. Pero la calma es agua pasada cuando, en un ir y venir frenético, olas de susurros y suspiros empiezan a romperse contra los cuerpos desnudos. Entonces, el amor se traga las palabras porque quien habla es el placer. Y las manos, hábiles intérpretes del lenguaje de la oscuridad, se enredan en mil conversaciones hasta que definitivamente callan... exhaustas, en la playa de otra piel rendidas, a merced del alba.



5 comentarios:

amaia dijo...

Es bello, pero es triste y desolador....me produce la sensación de una gran soledad compartida y de aceptación de un destino no deseado...
Muy bueno, Pablo. Enhorabuena y un abrazo.

Carlos dijo...

Totalmente de acuerdo con Amaia Pablo,me ha encantado.

Archer dijo...

.... gracias amaia y carlos, fieles arqueros siempre dispuestos a empuñar el arco ... puede ser hermosa la tristeza?... y puede ser la soledad la mejor compañía? ... puede la nostalgia recordarnos cada minuto de desencanto? ... las respuestas están en el corazón ---> ¿cuánto podemos amar? ... gracias¡¡¡

Mertxe_Beriain dijo...

Delirios que se consolidan en las noches menos esperadas....


Mientras Nut esparce su lóbrega túnica,
en su cima se enarbola Selene ladina,
velando, sin descuido, la exaltación lasciva
de una madura pareja de amantes clandestina.

Sus quimeras codiciadas convertidas
en madrugadas de estío idílicas,
las cuatro esencias de la natura viva
participan en su adoración libertina.

Llamaradas de voluptuosidad férvidas
crepitan entre sus pieles húmidas,
el hálito relente de la racionalidad
desvestido por la dulce sensualidad.


Torsos cálidos fundidos en la vesania,
anegados de sensaciones de fragancias,
vigorosas sus almas como rocas calizas,
amor afianzado para el resto de sus días.

Mertxe

Patxitxo dijo...

No soy muy de poesías... pero ésta me ha enganchado, Pablete.