lunes, 26 de diciembre de 2011

Unos segundos
















Hoy he subido en marcha al tren de mi vida para tratar de detenerlo, aunque fuera sólo por un momento… Y he decidido que el tiempo ya no se me escurriría más entre los dedos. Así que he cerrado rápidamente mis manos y, sintiendo las cosquillas de su aletear cautivo, ya sólo era cuestión de pensar en cómo guardar para la eternidad el tesoro de esos segundos atrapados.

Entonces, he alzado desafiantes mis puños mostrando a las estrellas lo que no es mío, amenazando al cielo con paralizar el paso de las noches y los días, implorándote que pongas de una vez en hora el reloj de nuestro amor para marcar el transcurrir de una nueva existencia. Extendidas mis manos, sobre mis arrugadas palmas he contemplado la belleza del tiempo detenido, apenas unos segundos… lo que aguantan sin quebrarse las gotas de lluvia que posan sus cristalinas formas en las hojas de los árboles, lo que tarda un globo en perderse por las nubes huyendo entre lloros de unas aniñadas manos, lo poco que cuestan en esfumarse mis suspiros de deseo cuando imagino tu desnudez adosada a mi ávido cuerpo.

Unos segundos, apenas unos segundos necesito para descubrir la realidad de tu rostro tantas veces imaginado. Dame unos segundos frente a tus ojos de luna y para mí será una vida entera… porque mi amor volará por los raíles del tiempo hacia tus brazos, porque mis sueños verán la luz cerca de las estrellas, porque mi boca se alimentará de tus deseados labios en un beso eterno.

4 comentarios:

amaia dijo...

El tiempo no se detiene ni se deja atrapar, a veces nos deja creer que lo manejamos nosotros, pero nada más lejos de la realidad. Camina inexorable hacia la meta que nunca conocemos. Y nosotros solo podemos acumular recuerdos y seguir adelante. Nuestro bienestar depende de la capacidad que tengamos de desechar los malos recuerdos y alimentarnos de los buenos para seguir adelante. Nunca sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina...y puede ser muy bueno.
Un abrazo.
amaia

Mertxe_Beriain dijo...

Tan solo....unos segundos......para que mis versos sigan besando las letras de tu prosa...

Unos segundos, tan solo ,bastan…
para que el resplandor de mi mirada
atice el rescoldo guarecido en tu alma,
y reavive con intensidad su llama.

Unos segundos son suficientes…
para que de tus labios rojo carmesí
mane un chorro de besos ardientes,
y empapen, los míos, con frenesí.

Unos segundos solamente…
para que tus aventureros dedos
desciendan lenta y suavemente,
y exploren mis vaguadas y oteros.

Unos segundos tornados en horas…
para que nuestros cuerpos acoplados
amanezcan a la luz de la aurora,
y prologuen los deseos desatados.

Mertxe

Blanca dijo...

Precioso ;)

Archer dijo...

.... gracias blanca ... apenas unos segundos para descubrir el amor ... apenas unos segundos para ver la luz en otros ojos ... apenas unos segundos para fundirse en un anhelado abrazo .... y besos¡¡¡