viernes, 2 de diciembre de 2011

Fantasía

Se abre tu mano confiada a mi llegada y, sin apenas rozar tu tersa piel, entre caricias tan leves como la brisa de agosto que nos envuelve, mis dedos se anudan a los tuyos, esclavos, huyendo de la libertad de demasiadas noches sin ti. No hay palabras, tus ojos lo dicen todo mientras muerdes tus labios sellados y, la noche ardiendo en nuestros deseos, una mirada nos basta para imaginar un abrazo desnudo a la luz de la luna.

Emprendemos el viaje a nuestros sueños, juntos, por fin. La playa de la fantasía se acerca en pausado caminar y no puedo hacer otra cosa que mirarte… porque tus piernas de bronce se muestran hermosas bajo el sedoso vestido blanco que insinúa tu rotunda figura, porque tu cabello vuela desatado jugando a esconder tu irisada sonrisa. No puedo hacer otra cosa que mirarte… y pensar en cuánto te deseo.

Ya casi hemos llegado. Cierra tus ojos de miel y déjame que los cubra con el negro paño de la noche y mientras, a tientas, déjate llevar por las mil y una sensaciones que sacuden tu cuerpo. Despojada de tus sandalias, sientes la arena fría bajo tus pies y, abrazada por la frescura, un escalofrío te recorre la piel endureciendo tus pezones, amenazantes puntas de flechas que firman mi definitiva rendición a tus encantos.





















Silencio, todo está en silencio. Apenas si se escucha lejano el arrullo de las olas, nana que canta la marea y que, de pronto, nos inunda por completo con sus sensuales susurros. Contemplo tu bello rostro y me sientes, corazones agitados, pulsaciones a mil, todo es deseo. Y entre los acantilados, vigilados solo por la luna, atracamos en la pequeña cala de nuestro amor. Tu cuerpo se estremece al notar el agua correteando alrededor de tus pies y, excitado como nunca, alivio tu sofoco dando un poco de mar a tus ardientes senos. Suspiras de placer, me muero un poco más.

Liberados tus pechos rebeldes de la cárcel de seda, su generosa rotundidad mirando al cielo estrellado, mis dedos se pierden por sus dunas en cálidas caricias y mi sedienta boca se bebe la sal que los impregna para llevarla luego a tus labios. Besos salados de amor dulce, excitante paradoja a la orilla del mar. Al abrigo de las rocas, arde la noche de verano. Y las gotitas de sudor que salpican tu piel marcan a mi lengua la senda de la infinita demencia. No ves nada, sientes todo. Y tus gemidos van y vienen en la noche, como las olas.

Ciega de pasión como estás, soy un juguete en tus manos. Y sin querer ver nada, recorres mi torso en una caricia que no tiene fin. Tus puños golpean mi pecho con desesperación, en mi espalda se clavan las uñas de tu ansiedad. Y mordisco a mordisco, entre maldiciones lascivas, conquistas toda mi orografía sin dejar que nada escape a tu control, tomando firmemente el timón que pondrá rumbo hacia el mar de orgasmos en el que navegarán unidos nuestros cuerpos desnudos. Me tocas y me tocas, sin rubor. Y mis profundos suspiros son las notas que acompañan tu sinfonía de placer, sin silencios, al compás del ritmo que interpretan tus ágiles manos en todo mi ser.

Las estrellas sobre mi cabeza, bajo mi firmamento todo tu lácteo universo, de par en par se abren los pétalos de tu rosa, labios de vertical sonrisa. Y, marcado a fuego por tus sísmicos roces, me adentro desesperado en tu valle de locura. Fundidos por la pasional combustión, mi llama prendida en tu hoguera, mis espasmos alimentan terremotos en tu pecho hasta que, el cielo iluminado ante nuestros ojos, somos pasto de la brutal erupción de nuestra pasión volcánica. Gritas de placer, a los cuatro vientos dices que me amas y te beso apasionadamente, como nunca lo había hecho, como tantas veces había imaginado. El alba nos sorprende y, a media luz, cubierta nuestra desnudez sólo por un abrazo, dejamos que el mar nos despierte del sueño, en la playa de la fantasía.

4 comentarios:

Σ=o) Pau dijo...

Esta es la época más linda del año para mi y quise venir a ronronearte mi deseo, mi arquero regalón y favorito gracias por estar cerquitas con amistad y cariño :)
Mi querido amigo, que el niño Jesús te llene de bendiciones esta Navidad, junto a tu familia y seres queridos.
Que la estrella que guió a los reyes ilumine tus pasos con paz, amor, salud y felicidad cada día del año que se acerca.

Muchísimos besos y abrazos ronroneados ^_^

Archer dijo...

... cierra los ojos, mis labios se posarán en tus cálidas mejillas y en tu pecho sentirás cercano mi corazón --> Feliz Navidad <--

amaia dijo...

Preciosa la fantasía que nos has ofrecido para este principio de año. Solo deseo en este 2012 para ti que todo lo que sueñas y escribes termine siendo tu realidad cotidiana que tanto anhelas Esa que persigues tanto y tanto.
Un abrazo muy cariñoso.
amaia

Mertxe_Beriain dijo...

Llegan tardíos mis versos.... pero arriban cargados de olas de pasión que atusan el arenal del sueño ansiado....



Fragatas, tus verdes ágatas,
ponen rumbo… exploradoras
a la orilla del haz de mi mirada,
recalando ,en ella, triunfadoras.

Besos de océano liban mi cala,
garatusas de arena blanca
pretenden mi piel bronceada,
el arrullo del deseo rasga la calma.

Buceas ,entre mis cálidas aguas,
a la búsqueda más preciada…
mi perla en la valva nacarada
en espera de ser desconchada.

Terremoto de mar turquesa agitada,
Fumarola de flamígeras oleadas,
Caldera de lujuria desenfrenada,
Madrugada crepitante hasta el alba.

El astro dorado releva a la dama cana,
enlazados nos descubre la mañana,
tatuada esta noche en nuestras almas,
albergue de nuestro amor esta playa.

Mertxe