miércoles, 23 de noviembre de 2011

Sin luz












Apagada tengo la mirada. La veo en el espejo de mi vida… que pasa tan rápido como cambia el paisaje devorado por el tren, que de sueños rotos ha sembrado el pasado, que se reinventa cada día ansiando un lugar entre tus brazos.

Verdes mis ojos buscan la puesta de sol en la miel de los tuyos, mientras el cielo tiñe de naranja las últimas nubes y la luna, enlutada su desnudez en un vestido de raso, despierta una a una a las estrellas. Pero la noche de mi amor no me da tregua y, fría como el hielo, me cubre con su manto dejando mi alma a oscuras.

Luz que muere en mi ceguera, que despavorida huye de mi alma entre tinieblas, que de negro pinta la ventana a la que inútilmente me asomo por ver si algún día llegas. Lúgubre es la soledad en la que insomne peno las madrugadas… sin otra cosa que hacer que chocar contra el muro de tu indiferencia, sin avistar el faro que me guíe en mi turbulenta travesía, sin la lumbre de la sonrisa que en tu nunca visto rostro imagino.

Cierro los ojos en busca de un final… como si la oscuridad que me atormenta leer un nuevo destino en letras de neón me dejara, como si escribir versos al revés pusiera en tu boca las rimas que conquisten tu corazón, como si dejar de verte fuese a darme luz en tu mirada. Y el relato se muere entre mis dedos, oculto en una montaña de desgarradas letras, sin saber si algún día llenará tus ojos, sin ver la luz del día.

6 comentarios:

alvaro dijo...

Escribes bien, como te dije.
Tus relatos impresionan en un sentido subjetivo y objetivo.
Excepto la palabra 'despavoridas', (bajo mi modesto punto de vista, disculpa, lo demás resulta delicioso).

Y como acabo de tuitear:
Bueno!. Tus relatos recuerdan que el libro, en sentido físico, como objeto romántico, posee un formato que puede y debe perdurar.
sls.

amaia dijo...

A veces tenemos la mirada apagada porque vamos por la acera de la sombra y solo (nada menos) hay que cruzar la calle y los ojos se encienden otra vez.
Un abrazo

Taty Cascada dijo...

Y el relato se degusta en la soledad del alma, porque todos hemos vivido esos momentos descritos.
Un beso

Mertxe_Beriain dijo...

LLega en la madrugada.... la luz a tu morada...... en versos de claridad fulminante....


Anclado en el rocoso cabo,
en espera de tu arribada,
destellando mi luz clara
me erijo monumental faro.

Olas de tu océano encrespado
atusan con su espuma cana,
la piel de mi pétrea atalaya,
hasta su interior penetrando.

Emergen para ser catados,
trocados en gotas azucaradas,
ósculos de turquesa mar salada
por mis labios se van deslizando.

El haz de mi vigía agigantado
ilumina tus turbulentas aguas,
en su fondo se resguardan
corales de tu amor deseado.

Sempiterno el centelleo de mi faro,
guía de la senda de tu posada,
ojo de nuestras citas apasionadas,
fulgor que alumbra tu aciaga alma.

Mertxe

Anónimo dijo...

Me gusta, buen estilio y fluidez en el lenguaje Manuel G.

Archer dijo...

... muchas gracias por vuestros comentarios ....

álvaro ... estoy de acuerdo contigo en ese halo especial que se vive en torno al libro físico, al momento mágico de leer sus páginas, por muy destartaladas que estén ... y despavorida huía la luz de mi alma porque en ésta no había nada que iluminar ... atemorizada por las tinieblas ...

es cierto ... amaia ... que apenas una brizna de aire o un rayo de sol momentáneo ... o el paso de una nube en el cielo ... puede cambiar nuestra vida para siempre ... de un momento a otro ... sólo hay que estar preparado para vivirlo ... gracias¡¡

... Taty ... la soledad, eterna amante de las causas perdidas ... quién no ha vivido con ella, quién no se ha dejado acompañar por ella en los momentos más críticas y cuántas veces nos ha dado ese consejo que necesitábamos .... un beso¡¡¡

mertxe ... un faro en medio de la tempestad ... una luz en la noche de una vida tormentosa ... una llama presta a encender una nueva vida .... mila esker, hada¡¡¡

... y gracias ... manuel ... fluidas surgen las palabras desde el corazón, sin barreras, sin complejos, en un caos que marca su propio estilo .... una cascada de letras que brota por sorpresa en medio del bosque ... gracias¡¡