lunes, 7 de noviembre de 2011

El grito





















He decidido ser invisible para que no me veas sufrir. Y me volveré ciego para no ver tu sonrisa. Así mis ojos ya no se encontrarán con los tuyos… en esas miradas que no necesitaban palabras, en esa serena contemplación en la que el silencio más solemne precedía al húmedo chasquido de nuestros labios comiéndose a besos, en ese diálogo de luz que sólo el amor alimentaba noche y día.

Cruje mi corazón bajo la hojarasca de recuerdos que el viento de otoño azota en anárquicos remolinos. Es el grito quejumbroso de arroyo turbio que canta la marea, es el hilillo de voz que se escapa de mi alma enamorada que ni siente ni padece, es el gemido solitario de mi amor después de tantas noches pasadas mirando a la luna.

En calma, todo en calma, el suave deslizar de unos dedos al piano rompe la afonía cruel de otra madrugada sin ti. Y las hermosas notas que titilan en la oscuridad no son sino dagas de melancolía que, una tras otra, se clavan en mi corazón, al compás de tiempos pasados, quizá mejores. Es entonces cuando se caen las estrellas del cielo, y con ellas mi alma. Y la vida acaba en un sueño.

Susurra la mañana con el frío aliento de su brutal despertar. Y la escarcha del amanecer deja leer en su manto versos de hielo, puntas de flechas que agujerean mi corazón dormido, verdades como puños con los que la realidad me golpea al alba, cada día, sin piedad. Y no hay respuesta, apenas un grito mudo de dolor, para que nunca lo escuches.

He tomado prestado el famoso cuadro del pintor noruego Edvard Munch. Sin duda, la joya del movimiento expresionista.



11 comentarios:

amaia dijo...

No tengo palabras...

Diegui González dijo...

Sín palabras... precioso! Además soy un fiel amante de el grito, mi obra favorita, sín duda

Archer dijo...

.... gracias amaia y diegui .... sí, es cierto, a veces no hacen falta palabras ... y la búsqueda de cada una de ellas para contar nuestros sentimientos se convierte en una orgía irrefrenable de dolor y pena .... y por no seguir sufriendo recurrimos al grito mudo de nuestro corazón, ése que nadie puede escuchar ... gracias

Anónimo dijo...

Que hermoso!!!

Verónica dijo...

Es sencillamente precioso, me encanta. Llego hasta aquí desde twitter desde un enlace de Chema y ha sido un descubrimiento increíble. Volveré a leerte con más tiempo.

Un saludo. Buen fin de semana.

Mertxe_Beriain dijo...

Arriba el grito de mis versos abrigado por el silencio de los deseos...

Recóndito a mis luceros,
desconoces que no presiento,
la enjundia de tu silencio,
sustentada por el empeño.

Acunada por tu grito férvido,
acelera su cadencia mi corazón,
desbocados cabalgan mis latidos,
al encuentro de tu retozo con pasión.

Ataviada con besos de calma,
recalo en tus labios ávidos,
acallando tu llamada desalentada,
abrigándolos con sabores cálidos.

Descorchamos el secreto con alaridos,
rienda suelta a la furia desatada,
la noche meciendo nuestros gemidos,
el quejido mudo trocado en afonía saciada.

Mertxe

Archer dijo...

.... gracias, Verónica ... por entrar en el blog y por dejar tu generoso comentario ... el grito sólo puede escucharse si lees estas letras, me alegro de que el eco de twitter te haya traído hasta aquí y espero volver a verte ... saludos¡¡¡

gracias hada de las rimas, okupa de mi prosa que gritas a los cuatro vientos la felicidad como contrapunto a mis nostálgicos alaridos .... gracias, te escucho ...

Anónimo dijo...

No había leído algo tan hermoso en mucho tiempo y te encontré por una bella casualidad!!

Archer dijo...

.... anónimos son los gritos en la oscura noche ... anónimos son los amores que sufren en silencio ... anónimos son los deseos que se mueren por verte ... gracias, anónimo¡¡¡¡

Loreto dijo...

Bien... no surgen de mi palabras para escribir y no porque lo que acabo de leer no me genere nada, sino al contrario, creo que son tantas las palabras que se agolpan en mi mente que se pelean unas con otras por salir que finalmente no hilo nada...
Dices tanto que seguramente muchos nos sentimos identificados con tusa palabras...será también el sentir del autor??? Es lo que siempre me pregunto al leer textos así... cuando surgen en mi mente frases de las cuales comienzo a tejer algún escrito es porque mi corazón o alma me lo piden, que deje salir mi propia experiencia, mi sentir ya que sólo de él soy dueña y puedo hablar con toda propiedad o seguridad...
La imagen...tan acorde con todo lo escrito...pues nada más que decir que quedo sin palabras...

Archer dijo...

... gracias, loreto ... tus palabras surgen a borbotones y lo inundan todo... y en su firme avenida sobre las almas desérticas de tantas personas sin sentimientos retumban con fuerza... y llevan en su eco los gritos de corazones desgarrados hoy por el desamor ... mañana quién sabe ... Y las letras que aquí lees son trocitos de piel agitada por el amor ... y temblores, deseo, sueños, sonrojos, frustración, lágrimas ... gracias por sentir¡¡¡¡