jueves, 5 de mayo de 2011

Mirando atrás



Sin darme cuenta, un día más, estás ahí… en el retrovisor de mis sueños rotos. Te veo venir y, por qué no decírtelo, esperaba tu llegada… aunque el fracaso salga otra vez a nuestro encuentro, aunque el amor sea una hoja caduca que tapa nuestras vergüenzas, aunque del último beso ya sólo quede una estela funeraria.

Llueve, llueve otro día más y lo hace en blanco y negro. Mi corazón, calado por tu añoranza, late pequeño encogiéndose hasta la mínima expresión porque del manantial que bebieron nuestros labios sedientos corre agua pasada. Y de charco en charco vaga mi alma, buscándote entre sus insalubres espejos del pasado, rompiendo mis lágrimas en su caída el hermoso hechizo de tu reflejo, hundiéndome en el pozo sin fondo que se camufla tras tu bello recuerdo.

Como las olas del mar… arribé náufrago de amores a tu playa, mi cuerpo exhausto se dejó acariciar por la fina arena y, al calor de tu sonrisa de sol, soñé que construíamos nuestro castillo, a manos llenas, derribando muros, robando estrellas.

Como las olas del mar… la batalla por tu conquista perdida sin remedio, desterrado de tu orilla, el eco de mis versos en unas pocas caracolas, me bato en retirada haciéndome a la mar, dejándome tragar por el inmenso océano de soledad que en isla desierta me convierte.

Mirando atrás pierdo el horizonte de la vida por vivir, pero encuentro el aliento para seguir viviendo; mirando atrás soy el sol que ante el dolor de un nuevo día sin ti se deja caer en los brazos de la luna; mirando atrás mi cuerpo se excita imaginando el olor de tu piel y las caricias de tus labios... mirando atrás.

4 comentarios:

Julio Muñoz dijo...

Me encantó, sobre todo:
"Llueve, llueve otro día más y lo hace en blanco y negro"
Un abrazo.

Archer dijo...

... gracias julio ... amores pasados que son recuerdos sin colores ... que ya no pintan nada ... gracias¡¡¡

Mertxe_Beriain dijo...

Mis versos con la mirada atrás... se embarcan ilusionados ... en una mirada hacia adelante.

Mirando atrás… atisbas mi sonrisa
cada mañana colocada por el oriente
para iluminar los segundos de tu vida,
los de ayer, los de hoy y los de siempre.

Mirando atrás… te topas con mi mirada,
luceros relumbrantes de noche y día ,
magia y sensualidad entrelazada
desadormeciéndote tu sagaz osadía.

Mirando atrás… escuchas mis palabras,
notas de ternura trocadas en verso,
baladas de dama plateada tarareadas,
paseándose en tu testa como melodioso eco.

Mirando atrás… te ajumas de besos
brindados por mis pétalos rosados,
mixtura de canela y azúcar moreno
empapada en tus labios aterciopelados.

Mirando atrás…te envuelve el aroma,
cóctel de jazmín ,vainilla y chocolate
rezumando de mi piel seductora
y acariciando tu pretensión salvaje.

Mirando atrás… la oportunidad tienes
de reemprender el anhelado camino
e ir saboreando hacia adelante
acercándote, paso a paso a mi sino.
Mertxe 8 de mayo de 2011

Archer dijo...

.... ay mertxe ... gracias por tus versos que enfilan el rumbo de mi mirada hacia el horizonte ... donde el azul del cielo se ahoga en el mar azul .... besos¡¡¡