martes, 27 de abril de 2010

Muerte de un tweet



Las primeras palabras entraron en la jaula vacía. Se ponía en marcha el viaje virtual de un mensaje real. Algo que contar cobraba cuerpo y, casi al mismo tiempo, el eco de Twitter afinaba su garganta para lanzarlo a los mil vientos. Humilde y apocado, un tweet recibía los últimos golpes de tecla para salir a comerse el mundo. Y soñaba con el momento del lanzamiento como aquel hombre bala de los circos rurales, como el saltador que desafía la caída libre para clavarse en el mar, como el paracaidista que vive entre nubes.

Apenas le faltaban unos caracteres para cerrar el ritual. Mucho que decir y tan pocas palabras. Lenguaje acribillado con ráfagas de abreviaturas, hachazos de haches fuera de lugar, spanglish que nunca habrían pactado Cervantes y Shakespeare ... y la magia de los recortadores de URLs. Cualquier apaño con tal de no infringir el límite de 140 en la autopista de los gorjeos. Sin olvidar el último toque, dos puntos y cierre de paréntesis :) para caer simpático a los millones de lectores que estaban ahí fuera.

Un estridente trino anunció el despegue. Letras en las alforjas, el tweet emprendió el vuelo, paloma mensajera, consciente de que su emisor esperaba de él un buen trabajo y de que no aceptaría una callada por respuesta. Surcó miles de tejados y navegó en infinidad de cielos, un día aguantando el chaparrón, otro día bajo un sol de justicia, hasta que su voz se apagó. Para siempre. Víctima de una brutal tormenta con descarga informática. Grave como era la sítuación, ni siquiera un socorrido reinicio pudo recobrarle ni tampoco esa última opción a vida o muerte del reseteado.

12 comentarios:

uhugalera dijo...

Hi, Archer...

Que belo post, esse seu hein? Sinceramente, este é um daqueles que a gente lê e, íntimamente, diz:

Pôrra!, porque 'EU' não escrevi isso?!...

[]'s @inaciorolim

Archer dijo...

Muito obrigado pelo seu comentário ... Estou contente por você gostar da história ... Eu apenas pensei que o que acontece quando um tweet no erro não chegar ao seu destino .... obrigado novamente

Ximo Salas dijo...

Buen post, la lástima es que un tweet tenga en muchas ocasiones una vida tan corta.

Un cordial saludo.

goloviarte dijo...

Un buen post :)

El Perfecto Idiota dijo...

En general creo que los tweets son sonidos que pronto caen en el silencio, y que, a veces, resuenan con un leve eco provocado por los RT. Es raro revisar los tweets de cualquiera de nuestros seguidos. Twitter, por su propia naturaleza es tan espontáneo, que esperamos nuevas entradas y no nos recreamos, en general, en lo que ya se dijo.
En cualquier caso, bonita forma de expresarlo.

pidemesa dijo...

no es una muerte, más bien una deliciosa palingenesia :)

archer dijo...

---> a veces se ma va la flecha .... y me olvido de sus consecuencias ---> ... gracias opr vuestros comentarios ximo, goloviarte, perfecto, pidemesa .... y qué no les pasará a nuestros tweets ... sin hablar de la ballenita, claro ... pero, sí, detrás de cada tweet hay algo más que un simple dedo que aprieta una tecla ....

Eloy Cutanda dijo...

En realidad no morían. Volvían siempre cargados de familia, bajo distintas apariencias. Los devolvían buhoneros que recorrían tuiterland, vendiéndolos a los que fueron en el inicio sus dueños.

Archer dijo...

Gracias, Eloy ... qué buen final para el relato ... ya imagino un tweet vendido como esclavo, u obligado a prostituirse, o trabajando de jardinero para alegrar otro timeline ....

Un abrazo

Daniel Ríos dijo...

Muy bueno!!! ;)

Archer dijo...

Gracias ... daniel ... se agradece tu entusiasmo ... ;)

Un abrazo¡¡¡

El pregonero cabreao dijo...

Hola Pablo, buen ojo, mejor flecha, una trayectoria limpia y un blanco perfecto. Enhorabuena por el post. Un cordial saludo.