miércoles, 24 de marzo de 2010

Sonrisa de arco iris



Las lágrimas descienden por tus mejillas a borbotones. Y, a la par, otras inundan mi corazón roto y encogido. Se abre un claro en la tormenta, un rayo de luz que alumbra una nueva vida, pero ¿qué vida? No lo sé, más vida. Así, sin más, más vida.

Llueven tus ojos, sí, pero también he visto tu sonrisa de arco iris. Lágrimas de alegría que pintan futuro. Presente y, además, ahora futuro. Lágrimas de alegría que destiñen los colores en tu rostro. Rojo de sangre, rojo del canal abierto en tu cuerpo, rojo de tu corazón sin puertas. Te sientes azul, como cuando el cielo despejado se refleja en el espejo del mar de tus ojos. Y los vientos verdes de esperanza soplan para ordenar tus cabellos amarillos, mientras naranjas, violetas y más azules tejen el manto cromático que te protege.

Llega de nuevo la primavera cuando el otoño se cernía sobre tu existencia. Vuelves aunque no te habías marchado nunca. Y del camino de regreso sólo quedan las cicatrices, tatuajes grabados a fuego por tus ganas de seguir viviendo. La niebla ha levantado y el sol se apresta a secar tu llanto de gotas de rabia contenida, de tristeza infinita, de profunda desazón.

Noches de insomnio, cruel incertidumbre, amaneceres de ojos enrojecidos, dolor sufrido siempre en silencio, a hurtadillas, sin molestar a nadie. Días interminables de hospital que ya se acaban, pesadilla que se esfuma, broma macabra que desaparece, muerte que una vez más se ha rendido.

7 comentarios:

jorgenagore dijo...

Pelotari, ¿zer pasó? Veo que to bien. Abrazos gordos gordos.

Archer dijo...

Todo bien, George. Mi madre ha superado un tumor, ya es historia. Graciasmilllll¡¡¡¡

jorgenagore dijo...

Joder, joder, ya les vale a estas mujeres, ja-ja, qué se habrán creído. Me alegro mucho compadre. Besos a los cuatro y a tu amatxo. Upps, ahora se dará otra vez cuenta de que el sol es suyo, en exclusiva.

barbmk dijo...

La única parte que no me ha gustado es la de "sin molestar a nadie". Estas cosas es mejor compartirlas y apoyarse en la gente que te quiere.
Me alegro mucho de que tu madre ya esté bien. Y gracias por el relato. Leerlo hace sentir mejor.

Archer dijo...

Sí, tienes razón ... para qué estamos los demás?? Sólo quería referirme a la entereza con la que aparentemente ha llevado la enfermedad, lo cual nos ha animado mucho a todos. Espero que os vaya bien :)

olga dijo...

¡Qué belleza! A pesar del sufrimiento reina la esperanza. Y es que no existe una amor tan grande y desinteresado como el de una madre. Sencillamente, fantástico.

Archer dijo...

muchas gracias ... Olga ... por tu cálido comentario ... palabras que siempre llegan y son un abrazo reconfortante ... un beso¡¡¡